Publicado en Alimentación

Cuando nos Sobrepasamos:

Cuando decidimos empezar con una alimentación saludable, solemos sentirnos muy motivados, incluso, emocionados con la expectativa de que nuestros cuerpo y mente va a pasar por fases depurativas y vamos a bajar de peso, puede que a sentirnos mucho mejor con nosotros mismos. Es ese momento donde apreciamos que todo va a salir bien, que vamos a seguir una línea perfecta de alimentación donde vamos a tener en cuenta la ingesta de vegetales y frutas y apartar de nuestra alimentación los ultra procesados, «¡se acabaron los dulces!», puede que gritemos, ¿os suena? A mí también 😉

Nos acostumbramos a ello, muchos más pronto que otros, a algunos les cuesta o tienen ciertos antojos de cosas que solían comer y que ahora no lo ven tan adecuado y lo evitan, cada uno es un mundo y eso entra también dentro de lo razonable. Pero, al acostumbrarnos, fallamos, cayendo un poco en «por un día no pasa nada» y, ¡por supuesto que no pasa!, el problema es hacer del «por un día no pasa nada» una costumbre que hacemos prácticamente cuatro días de la semana siendo que, cuando empezamos, lo apartamos de nuestra dieta porque no lo consideramos adecuado para nuestro cuerpo. Podemos caer picando de vez en cuando, creyendo que de verdad es algo pasajero pero seguimos viendo que nos apetece semana tras semana y seguimos comiéndolo. Puede pasar con algo sin la menor importancia pero, poco a poco, caemos en viejos hábitos y puede que los smoothies verdes, se vuelvan Cola-caos, empezamos a hincharnos y a sentirnos mal otra vez, a comer más azúcar del debido y caer en esa alimentación de la que tratamos de salir. Es un proceso lento del que puede que no nos demos cuenta pero que suele ocurrir, a mí me ha pasado más veces de las que podría contar, normalmente, tienden a ser las papas de bolsa o el chocolate, después sigues con los yogures de frutas y caes en comer más de un día pasta, etc.

Somos humanos y caemos en tentaciones, nos encanta comer y los sabores nuevos pueden ser nuestra perdición, pero hay que auto analizarse cuando nos dejamos llevar por esa sensación en nuestro cuerpo que nos pide lo que comíamos, para saber qué ha sido lo que ha motivado ese retorno a la alimentación que se estaba llevando y que considerábamos no adecuada. En ese momento de análisis, se nos pueden pasar varias cosas por la cabeza y suelen ser muy acertadas: por estrés, ansiedades, trabajar demasiado, no tener tiempo para uno mismo y ocuparse de los demás más que de ti. Suelen ser las causantes de antojos, comer a deshoras, picar cuando no toca y tomarte más de una cerveza para olvidarte de lo que ocurre en tu vida. Por supuesto, no hay que ser obsesivo y analizarse cada vez que se tenga un antojo, esto quiero matizarlo, dado que, a veces, nuestro cuerpo nos pide por ejemplo, azúcar. Si esto es lo que ocurre, en vez de comernos un trozo de chocolate con toneladas de azúcar, podemos sustituirlo por comernos un par de dátiles, ¿no creéis?

Se pueden permitir los caprichos durante la semana pero no abusar, el problema es cuando nos sobrepasamos con varias comidas la mayoría de días que ocupan la semana y terminamos en el mismo lugar donde empezamos y decidimos cambiar. Caer, darse cuenta y volver a empezar es lo que cuenta, por ti, para ti.


Recuerda que puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


When We Exceed Over Ourselves:

When we decide to start with a healthy diet, we tend to feel very motivated, even excited by the expectation that our bodies and minds will go through depurative phases and we will lose weight, we may feel much better about ourselves. It’s that moment where we appreciate that everything is going to work out, that we’re going to follow a perfect feeding line where we’re going to take into account the intake of vegetables and fruits and taking away from our diet the ultra-processed, maybe you we scream: «the sweets are over!». It sounds familiar? For me, too 😉

We get used to it, many sooner than others, some find it difficult or have certain cravings for things they used to eat that now don’t see it as suitable and avoid it, everyone is a kind of different world and that’s very good. But, when we get used to it, we fail, falling a little bit into «for a day nothing happens» and, of course it doesn’t happen!, the problem is to make «for a day nothing happens» a custom that we do practically four days a week eating it, when we start, we take it away from our diet because we do not consider it suitable for our body. We can fall by biting from time to time, believing it’s really a passing thing, but we still see that we feel like it week after week and we keep eating it. It can happen with something without the slightest importance but, little by little, we fall into old habits and maybe the green smoothies, become «Cola-chaos», we start to swell and feel bad again, to eat more sugar than we should and fall into that diet that we try to get out of. It’s a slow process that we may not realize but that usually happens, it has happened to me more times than I could count, usually tend to be fried potatoes or chocolate, then you continue with fruit yogurts and fall into eating more than a day pasta, etc.

We are human and we fall into temptations, we love to eat and new flavors can be our undoing, but we have to self-analyze when we get carried away by that feeling in our body that asks us what we were eating, to know what has motivated that return to food that was being carried away and that we considered unappropriate. At that time of analysis, several things can pass through our heads and are often very right: because of stress, anxieties, working too hard, not having time for yourself and taking care of others more than you. They’re usually the cause of cravings, eating in a few hours, biting when you don’t have anything to do, and drinking more than one beer to forget what’s going on in your life. Of course, you don’t have to be obsessive and analyze yourself every time you have a craving, I want to point this, since sometimes our body asks us for sugar for example. If this is what happens, instead of eating a piece of chocolate with tons of sugar, we can replace it with eating a couple of dates, don’t you think?

You can afford the whims during the week but do not abuse, the problem is when we overdo it with several meals most days occupying the week and end up in the same place where we started and decided to change. Falling, realizing for it and starting over is what counts, always for you.


Remember you can support the blog through Patreon, I write short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime


Autor:

Escritora. Estudiante de la vida y apasionada por la lectura y el aprendizaje. Siempre activa, esperando crear una nueva historia o personaje. La dominación de las palabras forma su existencia y la música un componente fundamental para una mente creativa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s