Publicado en Personajes

Nell: La que Percibe la Oscuridad

Relato procedente: «Oscuro». Edad: 26 años.

Ciudad: Michigan. Profesión: Estudiante.

Descripción física:

Mi cabello es de un color anaranjado combinado con dorados en las puntas, casi no se ven, tan solo cuando me da el sol. Mis ojos son de un tono verdoso oscuro, un tanto intensos y dando la sensación de ternura que mi abuela materna siempre solía notar cada vez que iba a su casa. Mis labios son finos, no me pongo demasiado pintalabios, tan solo toques muy claros para que no se note demasiado, no me gusta llamar mucho la atención con el maquillaje. Mi piel es un poco oscura gracias a los veranos en España que solemos apreciar mi familia y yo cada año, pero tiendo a tener casi siempre los pómulos y la nariz bastante rojos debido al frío que suele hacer fuera en invierno. Tengo un peso bastante adecuado creo y me cuido bien, según tengo entendido, así que, suelo vestirme con camisetas tipo vintage con colores estridentes u oscuros, depende del día y unos pantalones vaqueros por lo general rotos y que no definen demasiado mi figura. En cuanto a zapatos, siempre prefiero llevar algunas bajitas, como las Converse, las Vans y, alguna que otra vez, me pongo unas Doctor Martens por darle un aire distinto a mi estilo.

Descripción de la personalidad:

Mi abuela siempre dice que soy muy buena niña, que de tan buena que soy, pego por inocente y reservada cuando veo que mi alrededor no va en mi misma sintonía. Soy bastante sensible e impresionable, enamoradiza y un tanto desconfiada, aunque intento no serlo por todos los poros de mi piel, tratando de mostrar la mayor parte del tiempo naturalidad y compromiso con los demás siempre que tengo oportunidad. Me gusta tener tiempo y espacio para mí misma, muchas veces, me retraigo más de lo debido y, otras veces, puedo ser totalmente extrovertida, no entiendo esa ambigüedad que me caracteriza en ciertas ocasiones, no sé por qué soy como soy y me gusta preguntarme cosas constantemente, siempre queriendo saber por qué el mundo es mundo y por qué las personas somos como somos, diría que soy una curiosa del comportamiento humano.

La niña buena de la familia:

Al leer esto, quizá creas que he sido una niña mimada durante gran parte de mi vida y que todo el mundo a mi alrededor ha trabajado para complacerme y hacerme feliz, pero no ha sido así en absoluto. Sí que es verdad de que he gozado de muy buena salud, buenos amigos, gente cercana y cariñosa la mayor parte del tiempo y mi infancia ha sido muy feliz, pero no he dejado de complacer a los demás ni un minuto, o así es como lo he sentido. Llegó el día en el que fui algo más mayor y, con ello, algo más importante, sobre todo, en la granja de mis abuelos y, algo después, en casa de mis padres, de hecho, quería ser un pilar fundamental como lo fue mi abuela y después mi madre. Tuvimos momentos y roces pero nos terminamos tolerando, me gustaba colaborar en casa y tenerlo todo ordenado, quizá demasiado bajo control.

En la granja se aprovechaban de mi buena fe al dejarme siempre las tareas que solía hacer como ayudante para mí, incluso, los días en los que no podía ir o tenía muchos deberes como para ocuparme tan solo porque les acostumbré demasiado a hacerlo yo, siempre decía sí a todo, incluso, cuando iba estresada y me ahogaba con los exámenes finales, no importaba si volvía a casa a las doce de la noche y todos estaban durmiendo, estaba haciendo algo que beneficiaba a la familia. Mi abuela no estuvo demasiado bien del corazón una temporada, así que, mis padres me confiaron todos sus cuidados personales, mientras ellos se ocupaban de su economía y negocios que tenía con otras granjas. A simple vista, podía resultar sutil y poco importante, incluso, altruista, pero tras ello podía esconderse un alto nivel de aprovechamiento. Por ello, siempre he sido la niña buena, porque me necesitaban y yo les daba lo que me pedían sin rechistar, con el «sí» por delante y el trabajo sin amontonar porque yo era muy organizada.

Estudios y trabajo:

Mi familia siempre se ha caracterizado por ser bastante humilde, a pesar de llevar una granja y un campo del cual, vender frutas, verduras y leche. Teníamos mucho que hacer, cada día era diferente y llevábamos gran cantidad de comida allá dónde íbamos para ganarnos algo de dinero. Yo seguía estudiando pero tenía un legado del que trabajar, que sacar adelante y era hija única, por lo que, tenía que apechugar y, aunque estudiara en el instituto del pueblo más cercano, también debía hacer horas en la granja y el campo, ese era también mi deber. No puedo negarlo, era duro, pero al menos, tenía algunas horas por las tardes para observar lo que pasaba alrededor de casa cuando mis padres no estaban, me gustaba observar a los vecinos, sus vidas, discusiones, alegrías, bajones, hábitos y momentos de tensión.

¿Por qué les observaba, preguntáis? Porque su vida era más interesante que la mía o, al menos, así lo veía yo. Me gustaba saber en qué gastaba la gente rica el dinero, dónde iban los jóvenes de familias de nivel económico medio a pasar el día, qué niños y jóvenes estudiaban en universidades privadas mientras leía folletos por simple curiosidad para saber qué asignaturas diferentes tenían de las mías y a qué vecinos les gustaba trabajar hasta tarde, eran alcohólicos, tenían discusiones de pareja y qué familias no soportaban mirarse a la cara a la misma vez que lo escondían a la hora de comer. Era divertido, un mundo fascinante, en el que podía imaginarme sus vidas como quisiera y podía obtener la información que quería. ¿Era una cotilla? Puede parecerlo pero, como dije, tan solo soy una observadora del comportamiento humano.

El suicidio:

Vi a ese vecino que siempre trabajaba hasta altas horas de la madrugada, no sabía muy bien si era periodista, escritor, editor de vídeos o abogado, la cuestión era que se pasaba la mayor parte del tiempo escribiendo, escribía sin parar y quizá cuando llegaba la noche era cuánto más inspirado estaba para hacerlo. Muchas noches, me resultaba curioso ver cómo trabajaba, concentrado, cómo movía el bolígrafo de rápido, cómo las palabras parecían fluir de su mente y la pantalla del ordenador le daba una especie de brillo en sus ojos azules. Podría parecer una acosadora y supongo que es lo que se puede entender a simple vista pero tan solo me gustaba poner los ojos en los demás y saber un poco más de ellos, ya que, sabía que no sería muy posible entablar conversaciones con ellos debido al poco tiempo del que disponía tanto yo como ellos, aunque algunas veces sí nos saludáramos por la calle…

Esa mañana le vi. Estaba sentado en una silla de madera blanca con sus ojos puestos en algo que tenía en la mano, algo que resultó ser un arma y, desde luego, era algo que no esperaba para nada. Parecía que viniese o estuviese preparado para irse a una boda, dado que, estaba muy bien peinado y vestía un traje de color gris bien planchado y ajustado a su cuerpo, elegante, con mocasines negros incluidos. Puso el arma en su sien izquierda y se pegó un tiro, tal cual. Cerré los ojos tan fuerte que me hacían daño, los volví a abrir cuando aquel ruido sordo desapareció y me encontré con una silla vacía en el piso del vecino.

¿Qué hace una niña buena como yo si ve algo así? Se va corriendo a ver qué ha podido ocurrir y para ver en qué puede ayudar a la persona supuestamente muerta o herida, de hecho, no le había visto ni siquiera caer de la silla. Llamé a todos los timbres de los pisos pero nadie respondió, como si se hubieran puesto de acuerdo para irse el mismo día a la misma hora y no abrirme la puerta, así que, aporreé la del portal fuertemente para ver si alguien podía abrirla y dejarme entrar para comprobar si ese hombre estaba bien y, si no, llamar a alguien para que viniera a recogerle. Dio la casualidad de que sí me abrieron la puerta. La abrió el mismo hombre que había visto pegarse un tiro unos minutos atrás. Me quedé perpleja, sorprendida y no cabía en mí de preguntas, de hecho, me sentía abrumada y descompuesta, por lo que, al no saber muy bien qué decir, me fui corriendo a mi casa, cerré la puerta de mi cuarto rápidamente e intenté respirar, estaba muy nerviosa.

Volví a escuchar un ruido, por lo que, me asomé poco a poco a la ventana y levanté la vista. Vi a ese hombre una vez más, sentado en la silla, poniéndose el arma en la sien izquierda. Antes de que apretara el gatillo, grité hasta quedarme sin voz ni aliento. Los abrí de repente, tocándome la garganta, algo seca y raspada, y tan solo pude ver esa silla blanca. Vi a alguien salir del portal. Me asomé y le vi salir de él tan campante, como si no pasara nada, seguía vistiendo de traje y desaparecía al final de la calle con un deje estiloso y elocuente. Sorprendida, me dejé caer al suelo y me tapé los ojos con las manos al no creer nada de lo que estaba viendo.

Un futuro de oscuridad observada:

Un tiempo después, vi a otra vecina que colgaba una cuerda en el techo y en la que se ahorcó, pude presenciarlo unas diez veces, hasta que dejé de mirar a su ventana. También vi a una niña pequeña que tuvo una muerte súbita mientras su madre la cogía en brazos de la cuna, lo presencié cuatro veces, hasta que logré apartar la mirada y la posé en otro lugar. Vi a una pareja tirarse cosas la una a la otra, gritándose tan fuerte que dolía escucharles, hasta que la mujer le propinó diez cuchilladas con una cara de sádica absoluta; lo presencié cien veces hasta que asumí que la vida y las personas eran crueles y que así era el mundo. Pero, no pude más y me cambié de habitación, mis padres dejaron que durmiera en la de invitados que daba a una zona arbolada donde casi no pasaba nadie y donde podía despejar mi mente más fácilmente.

Puede que esto sea temporal. Puede que yo pueda ver la muerte, pueda sentirla, pueda obtener esa información de esa gente ya olvidada y que sigue estando presente a través de mí, puede que aprenda a lidiar con ello o que, simplemente, me vuelva loca. ¿De dónde me venía aquello?, ¿mi madre y mi abuela también lo sufrían o solo tenía que ver conmigo?, ¿quizá tenía una oscuridad interna que nadie más podía ver o sentir nada más que yo? Y… ¿por qué yo?


Puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Recomendaciones

Comentando Veronica Mars:

La cuarta temporada de la serie de televisión Veronica Mars, se lanzó en Hulu el 19 de julio de 2019, con 8 episodios. ​ Esta temporada sirve como una continuación de la serie de televisión de 2004–07, así como de la película del 2014. Kristen Bell repite su papel como el personaje del título y se caracteriza por el regreso de varios personajes de la serie original, así como la introducción de nuevos personajes. ​

Esta cuarta temporada de Veronica Mars fue estrenada el 26 de julio de 2019 y no pude verla porque en Edimbugo vetaban mucho el ver incluso películas o series desde páginas web donde subieran contenido para descargar o ver online, así que, esperé a volver a España para poder encontrar la forma de verla sin mucha más espera, de hecho, la terminé de ver la semana pasada aunque sigo revisualizando algunas temporadas y me encantaría volver a ver la película, nunca me canso. Creía que iba a ser el fin porque muestran un poco en esta dónde acababa Veronica y por qué volvió a Neptune, incluso, explica con quién termina y un poco el por qué, así que, suponía que eso era todo pero van y me sacan una cuarta temporada, me sorprendió mucho y para bien.

Desde la primera temporada, esta serie ha tenido un género negro, de drama y ciertos toques de comedia que realmente aprecias, un ambiente detectivesco que cautiva y que te hace partícipe de cada caso que Keith y Veronica Mars aceptan en su oficina de investigación privada y que ha seguido por el mismo camino, tanto en la película como en la cuarta temporada, aunque algo más moderno y consciente de estos nuevos tiempos porque ya sabemos que empezó en 2004 cuando aún se podían ver televisiones diminutas y gorditas, ocupando la mayor parte del espacio de un mueble, donde las imágenes no eran muy nítidas y se interrumpía la emisión casi a diario. Me gustó mucho el hecho de que siguieran con este mismo ambiente de misterio, de un caso importante por resolver como es el del asesino de las bombas que acecha en Neptune y esa investigación casi obsesiva que lleva a Veronica a no quitárselo de la cabeza ni un minuto.

Creo que, durante todas las temporadas, nos muestra a una persona bastante compleja, con dificultad para expresar sus sentimientos, muy evasiva, obsesiva con las investigaciones, incómoda con todo lo que tiene que ver con el matrimonio y tener hijos y bastante traumatizada después de la muerte de Lily Kane (1a Temporada), el accidente de autobús (2a Temporada), los casos de violación en la universidad de Hearst (3a Temporada) y el caso de asesinato del que Logan fue acusado (película del 14 de marzo del 2014), creo que muestra esa mente ingeniosa pero, a la vez dañada que se ve en Veronica, con esos problemas de intimidad que, a veces, le impiden tener una vida normal, esos pensamientos en bucle que hacen que huya cuando las cosas se ponen feas, esa rudeza con la que suele responder y la capacidad que tiene de seguir adelante, infeliz, cabreada y muy herida, pero aún tomándose lo peor con cierto humor. Creo que es uno de los personajes que muestran mejor esos puntos ambiguos que tenemos las personas en ciertas circunstancias, esas dudas que nos ahogan y nos hacen vulnerables, esos sentimientos de rabia y desconsuelo frente a lo injusto y ese malestar al compromiso que muchos creemos no es normal. Muestra perfectamente lo complicadas que podemos ser las personas y todos los matices que pueden englobar la vida de alguien, desde lo familiar a lo personal, desde la influencia de su trabajo hasta sus sueños por cumplir, dado que, Veronica aún teniendo 2 carreras de Derecho y Psicología, decide quedarse en la oficina de su padre investigando casos como detective privado en vez de ganar mucho más dinero en una oficina de abogados en Nueva York muy importante y con un salario magnífico.

He agradecido mucho el ver que la llama padre-hija de Keith y Veronica no se ha apagado para nada, que ha seguido su curso desde las pequeñas bromas hasta el sarcasmo desmedido de ambos. Como sabéis (los que la hayáis visto), la familia Mars nunca ha tenido mucho dinero y, aunque han hecho muchos trabajos para obtener recompensas al encontrar al hijo de una familia rica o llevar a un fugitivo buscado ante la justicia, siempre se han quedado con lo justo para vivir en una pequeña comunidad de vecinos, sin salir de Neptune y con lo necesario para llevar adelante el negocio desde que a Keith lo echaron como sheriff del condado. También ha sido de agradecer ver esa relación entre Logan y Veronica viviendo juntos por fin, ya tardaban, era algo que los fans de la serie tan solo podíamos imaginarnos porque no nos lo habían mostrado en pantalla, me han encantado esas bromas sarcásticas y esa relación complicada que comparten, creo que bastante realista a la vista porque quién diga que las relaciones personales son sencillas, sería una persona difícil de tomar en serio… Muestra esas discusiones, esos bloqueos de Veronica, esos traumas del pasado y todo lo que han pasado juntos se interpone muchas veces en lo que sienten entre ambos, tienen discusiones, se arreglan y, esta vez, la mayor de todas ha sido la indecisión de Veronica tras Logan pedirle que se casase con él, pero sin demasiadas florituras, tan solo un anillo y una rodilla en el suelo, a lo que ella huye y no quiere volver a hablar de ello, sigue pensando que cualquier matrimonio termina en fracaso tras todo lo que ha visto en «Investigaciones Mars» y en la relación de sus padres pero, así como es Veronica y con la estrecha relación que tiene con las revelaciones de última hora, decide dar el salto y decirle que sí semanas después.

Esta vez, las bombas son protagonistas, empiezan explotando en un hotel donde matan a un hombre que es el padre de uno de los personajes importantes y por el que Veronica se obsesiona tanto con el caso, siguen cerca de una playa, en un coche… y crean bastante escándalo entre los vecinos de Neptune. Volvemos a ver entre bastidores a Dick padre e hijo, al terrible Mercer, a Parker después de haberse divorciado dos veces, al apuesto Leo D’amato como un peón más del FBI, el fantástico y algo idiota competencia de «Investigaciones Mars» Vinnie Van Lowe, el abogado de oficio más simpático de Neptune Cliff, el motero que ahora vuelve a ser vándalo para poder mantener a su familia Eli Navarro y el famoso Wallace que ha estado con nosotros en cada reparto, además de nuevos personajes como los del cartel mexicano o el repartidor de pizza fanático del crimen. Por fin vemos a Veronica comprometerse, incluso, estar contenta por hacerlo, por irse de luna de miel con Logan y disfrutar de esa bonita decisión cuando hay una explosión que deja a Veronica sin respiración en el coche de Logan, en la cual, pasa algo que supongo que los fans creíamos imposible. Creo que ya me extrañó que Logan permaneciera intacto desde la tercera temporada, incluso, que no acabara en prisión durante la película o muerto en la cárcel, le dieron un final al personaje y bastante digno, dado que, Logan era un militar reconocido desde la película, algo que me sorprendió, ¿Logan sentando cabeza y siendo un caballero, sin borracheras o acostándose con todo lo que se movía sin explicación? Era raro pero ese Logan también me gustaba, creo que su personaje siempre ha sido bastante maleable, de bueno a malo y viceversa, puede formar parte de cualquier mundo ya sea una maravilla o un asco hundiéndolo en la depresión y la miseria, el actor que lo interpreta Jason Dohring ya dijo en su día que fue el personaje que más le amó interpretar por los cambios que tenía durante toda la historia y creo que lo bordó a la perfección desde el primer capítulo.

Una de las frases más icónicas de Veronica y Logan permanece en esta cuarta temporada y es «nuestra relación es ÉPICA, abarca años y continentes, derramamientos de sangre, vidas arruinadas. ¡ÉPICA!» y que creo ha sido un bonito detalle incluirla aquí también, ha traído muy buenos recuerdos del final de la segunda temporada en el baile de fin de curso que montaba Logan en la habitación de su hotel para celebrar la graduación donde él le explicaba cómo veía la relación que tenían ambos y, aunque a veces, ha sido un desastre, han cortado y han vuelto miles de millones de veces, incluso, pasando 9 años sin verse como ocurrió antes de la película, Rob Thomas bien ha demostrado que esta es una relación que sí es épica, tal como Logan dijo con tanta ternura y cercanía a Veronica justo en ese capítulo.

A mí no me suelen gustar las películas o series de amor pegajoso donde todo es perfecto y el romanticismo roza lo irreal en gran medida, pero en esta serie he llegado a ver esa complejidad de una pareja con problemas, con traumas personales y sensibilidades diferentes, dos barcos que no se acercan a la misma orilla pero que lo intentan, con experiencias devastadoras pero sin dejar que eso arruine lo que alguna vez hubo entre ellos, no es un amor para nada pegajoso, quizá sí algo tóxico pero no me da esa sensación de pesadez, de verlo como un amor imposible, ni como un romanticismo excesivo, creo que es bastante realista, roza lo interesante, te hace sorprenderte de cómo pueden cambiar las personas y cómo cambia la vida en ciclos de siete, nueve o cinco años, da igual.

Este post se me ha quedado excesivamente largo pero quería hacerle un buen homenaje a esta serie inolvidable que me ha hecho ver y entender tantas cosas, que me ha sorprendido y, a la vez, me ha llevado a calles misteriosas con asesinatos sospechosos que resolver y palabras que demuestran firmeza y ferocidad ante lo injusto y burdo. Esta es una de mis series favoritas junto a «Nikita», «Doctor Who», «Lucifer» y muchas más en las que he podido comprender lo jodido que se puede volver todo y lo que aprendes aceptándolo y enfrentándote a ellos aunque no te guste o lo odies, me han acompañado en todos mis malos momentos y sería difícil encontrarles alguna pega. Recomiendo esta serie 100% y no podría dejar de hablar de ella, Veronica Mars ha sido un gran personaje y no podría dudarlo aunque quisiera.

Os dejo por aquí el trailer de la cuarta temporada (subtitulado al español):


Puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


Commenting Veronica Mars:

The fourth season of the television series Veronica Mars, launched on Hulu on July 19, 2019, with 8 episodes. This season serves as a continuation of the 2004–07 television series, as well as the 2014 film. Kristen Bell reprises her role as the title character and is characterized by the return of several characters from the original series, as well as the introduction of new characters.

This fourth season of Veronica Mars was released on July 26, 2019 and I could not see it because in Edinburgh they vetoed a lot to watch even movies or series from web pages where they uploaded content to download or watch online, so, I waited to return to Spain to find a way to see it without much more waiting, in fact, I finished watching it last week although I keep revising some seasons and I would love to see the movie again, I never get tired. I thought it was going to be the end because they show a little bit in the film where Veronica ended up and why she returned to Neptune, even, explain who she ends up with and a little bit why, so, I assumed that was it but they go and take me a fourth season, I was very surprised and for good.

Since the first season, this series has had a black genre, of drama and certain touches of comedy that you really appreciate, a detective atmosphere that captivates and that makes you participate in every case that Keith and Veronica Mars accept in their private investigation office and that has followed the same path, both in the film and in the fourth season, although something more modern and aware of these new times because we already know that it began in 2004 when you could still see tiny and chubby televisions, occupying most of the space of a piece of furniture, where the images were not very sharp and the broadcast was interrupted almost daily. I really liked the fact that they continued with this same atmosphere of mystery, of an important case to solve such as the bomb killer who lurks in Neptune and that almost obsessive investigation that leads Veronica not to take it out of her head for a minute.

I think, during all the seasons, it shows us a rather complex person, with difficulty expressing her feelings, very evasive, obsessive with investigations, uncomfortable with everything that has to do with marriage and having children and quite traumatized after the death of Lily Kane (Season 1), the bus accident (Season 2), the rape cases at Hearst University (Season 3) and the murder case that Logan was accused of (March 14, 2014 film), I think it shows that witty but at the same time damaged mind that you see in Veronica, with those intimacy problems that, sometimes, prevent her from having a normal life, those looping thoughts that make her run away when things get ugly, that rudeness with which she usually responds and the ability she has to move forward, unhappy, angry and very hurt, but still taking the worst with a certain humor. I think she is one of the characters that best show those ambiguous points that people have in certain circumstances, those doubts that drown us and make us vulnerable, those feelings of anger and discomfort in the face of the unjust and that discomfort to the commitment that many believe is not normal. It shows perfectly how complicated people can be and all the nuances that can encompass someone’s life, from the familiar to the personal, from the influence of their work to their dreams to fulfill, given that, Veronica still having 2 careers in Law and Psychology, decides to stay in her father’s office investigating cases as a private detective instead of earning much more money in a law office in New York very important and with a magnificent salary.

I have been very grateful to see that the father-daughter flame of Keith and Veronica has not been extinguished at all, that it has followed its course from the little jokes to the excessive sarcasm of both. As you know (those of you who have seen it), the Mars family has never had much money and, although they have done a lot of work to get rewards in finding the son of a rich family or bringing a wanted fugitive to justice, they have always been left with just enough to live in a small community of neighbors, without leaving Neptune and with what it takes to carry out the business since Keith was kicked out as sheriff of the county. It has also been appreciated to see that relationship between Logan and Veronica living together at last, they were already late, it was something that the fans of the series could only imagine because they had not shown it to us on screen, I have loved those sarcastic jokes and that complicated relationship they share, I think quite realistic in sight because whoever says that personal relationships are simple, would be a difficult person to take seriously … It shows those discussions, those Veronica blockages, those past traumas and everything they’ve been through together gets in the way many times in what they feel between them, they have arguments, they fix themselves and, this time, the biggest of all has been Veronica’s indecision after Logan asks her to marry him, but without too many frills, just a ring and a knee on the ground, to which she flees and does not want to talk about it again, she still thinks that any marriage ends in failure after everything she has seen in «Mars Investigations» and in the relationship of her parents but, just as Veronica is and with the close relationship she has with last-minute revelations, she decides to take the leap and say yes weeks after.

This time, the bombs are the protagonists, they begin exploding in a hotel where they kill a man who is the father of one of the important characters and for whom Veronica is so obsessed with the case, they are still near a beach, in a car… and create quite a scandal among Neptune’s neighbors. We see behind the scenes Dick father and son, the terrible Mercer, Parker after being divorced twice, the handsome Leo D’amato as another pawn of the FBI, the fantastic and somewhat idiotic competition of «Mars Investigations» Vinnie Van Lowe, the nicest lawyer of Neptune Cliff McCormack, the biker who now returns to be a vandal to be able to support his family Eli Navarro and the famous Wallace who has been with us in every cast, as well as new characters such as those of the Mexican cartel or the pizza delivery man who is a fan of crime. We finally see Veronica commit, even, be happy to do it, to go on a honeymoon with Logan and enjoy that beautiful decision when there is an explosion that leaves Veronica breathless in Logan’s car, in which, something happens that I guess the fans thought impossible. I think I was already surprised that Logan remained intact from the third season, even, that he did not end up in prison during the movie or died in prison, they gave an end to the character and quite dignified, given that, Logan was a recognized military man since the film, something that surprised me, Logan sitting down head and being a gentleman, without drunkenness or sleeping with everything that moved without explanation? It was weird but I liked that Logan too, I think his character has always been quite malleable, from good to bad and vice versa, it can be part of any world whether it is a wonder or a disgust sinking it into depression and misery, the actor who plays him Jason Dohring already said in his day that Logan Echolls was the character that he loved to play the most because of the changes he had throughout the story and I think he embroidered it perfectly from the first episode.

One of Veronica and Logan’s most iconic quotes remains in this fourth season and is «our relationship is EPIC, spanning years and continents, bloodshed, ruined lives. EPIC!» and that I think has been a nice detail to include here too, it has brought very good memories of the end of the second season in the end-of-course dance that Logan made in his hotel room to celebrate graduation where he explained how he saw the relationship they both had and, although at times, it has been a disaster, they have cut and returned billions of times, even, going 9 years without seeing or talking to each other as it happened before the movie, Rob Thomas has well shown that this is a relationship that is epic, just as Logan said with such tenderness and closeness to Veronica right in that episode.

I do not usually like movies or series of sticky love where everything is perfect and romanticism borders on the unreal to a large extent, but in this series I have come to see that complexity of a couple with problems, with personal traumas and different sensibilities, two ships that do not approach the same shore but that try, with devastating experiences but without letting that ruin what once existed between them, it is not a love at all sticky, maybe something toxic but it does not give me that feeling of heaviness, of seeing it as an impossible love, nor as an excessive romanticism, I think it is quite realistic, it borders on the interesting, it makes you wonder how people can change and how life changes in cycles of seven, nine or five years, it doesn’t matter.

This post has been excessively long but I wanted to pay a good tribute to this unforgettable series that has made me see and understand so many things, that has surprised me and, at the same time, has taken me to mysterious streets with suspicious murders to solve and words that demonstrate firmness and ferocity in the face of the unfair and crude. This is one of my favorite series along with «Nikita», «Doctor Who», «Lucifer» and many more in which I have been able to understand how fucked up everything can become and what you learn by accepting it and facing them even if you do not like it or hate it, they have accompanied me in all my bad moments and it would be difficult to find them any downside. I recommend this series 100% and I couldn’t stop talking about it, Veronica Mars has been a great character and I couldn’t doubt it even if I wanted to.

I left you in the spanish version the 4th season trailer subtitled in spanish if you want to see a little bit of how the series is.


Remember you can support the blog through Patreon, I write short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Recomendaciones

Libros Leídos 2021:

Leí un artículo en el que decía que marcarse objetivos anuales ayudaba a sentirse realizado y que era más probable que el nivel de felicidad aumentara, así que, decidí probar y marcarme este objetivo anual desde el año pasado. Me dije a mí misma que iba a leer 12 libros durante todo el año, que haría lo que pudiera por conseguirlo, debían ser libros más extensos y con más páginas y, además, libros más finos, es decir, que no iba a leer muchos más de estos últimos porque no me sentiría igual de satisfecha que si hiciera un mix de ambos tipos. He llegado al reto de 14 libros, así que, he superado el objetivo por dos libros más, ese nivel alto de satisfacción vale la pena sentirlo…

Voy a hacer un pequeño resumen y dejar los links donde hablo sobre ellos en cada uno para que podáis leer las recomendaciones de una forma más extensa y detallada desde mi blog. ¡Vamos allá!

  1. «Misery» – Stephen King: Empecé a leer «Mitad Oscura» y «Joyland» antes que este y ninguno de los dos me atrajo lo suficiente como para seguir leyendo, el primero porque era demasiado extenso y no iba directo al grano y, el segundo, porque no me resultaba demasiado interesante y la historia iba muy lenta. Este fue el tercero que empecé a leer y me encantó. Es otro tipo de historia que no había leído antes y ambos personajes principales estaban muy bien formados, al igual que el ambiente oscuro y con matices violentos que te atraían a seguir leyendo. Extendido.
  2. Hideaway – Dean Koontz: Solo había leído un par de libros de este autor y nunca me había decepcionado, así que, cuando un amigo me aconsejó leer esta historia, no me lo pensé dos veces, creo que es un escritor muy bueno, detalla muy bien los ambientes oscuros, sobre todo, los personajes y las historias que los engloban y, he de decir que este me sorprendió mucho para bien con un cierre de historia magnífico, sin cabos sueltos o finales abiertos. Extendido.
  3. Luna – Tamara Driessen: A veces, me gusta indagar algunos temas sobre astrología y, no sé por qué las fases de la luna y qué influencia tiene sobre las personas me atrae bastante, por lo que, nada más me lo compré, empecé a ojearlo y a enseñarme algunas cosas pero, no solo de la luna, sino también para el auto cuidado. Extendido.
  4. The Power of Now – Eckart Tolle: He de reconocer que, en cuanto al ámbito de inteligencia emocional, este autor al igual que su libro es algo complejo de entender y tienes que leer varias veces la misma página o párrafo para seguir lo que dice, dado que, usa un lenguaje que parece entenderlo solo él, para quién no sea tan ducho en ese vocabulario, se va a hacer un lío. Extendido.
  5. Swimming Lessons – Lili Reinhart: La autora de este poemario es una actriz que protagoniza a Betty Cooper en la serie de televisión «Riverdale», así que, simplemente tuve curiosidad y quise leerlo para ver si me gustaba. No soy muy de poemas, de hecho, no me atraen nada y este me gustó, creo que por su sencillez, cercanía, los dibujos que acompaña a los poemas y la ternura que se siente en cada palabra.
  6. Eat, Pray, Love – Elizabeth Gilbert: Creo que esta mujer es una gran escritora que se quiso desnudar ante su público a través de sus experiencias, lecciones aprendidas en su vida y palabras que tienen mucho significado emocional. De aquí se sacó la película, así que, nada más supe que venía de un libro, me lo compré sin pensarlo, al igual que la segunda parte de este que me lo leeré en cuanto pueda. Extendido.
  7. Contra el Viento – Ángela Caso: Es un libro cortito pero bastante impactante en el que la protagonista pasa de todo, literalmente y sale de todo. Creo que es un libro muy bonito si quieres superarte a ti mismo o quieres ver alguna otra perspectiva de vida diferente a la tuya. Extendido.
  8. The Queen’s Gambit – Walter Tevis: Aquí me pasó lo mismo que con «Eat, Pray, Love» y es que nada más supe que la mini serie se basaba en un libro, lo compré de inmediato porque me encantó la ambientación, el personaje principal, el contexto, los diálogos y me atrajo mucho el hecho de hablar sobre algo que nadie había hablado todavía: la competición de ajedrez, y menos en una serie. Extendido.
  9. The Hunger Games – Suzanne Collins: Esta saga la quise leer desde que se estrenaron las películas y las vi todas en el cine, es un tema que me atrae mucho, tiene toques muy dramáticos, de ambientación futurista en algunos aspectos, otros muchos son románticos pero no empalagosos, de acción y ficción… es un compendio de ámbitos que pueden llegar a atraer mucho e impactar muy bien tanto al lector como al espectador, mirad si fue así que me leí 454 páginas en 8 días, tenía una intriga desmesurada. Extendido.
  10. Catching Fire – Suzanne Collins: Conseguí leerme el segundo libro que era más o menos del mismo tamaño que el primero y aquí pensé que quizá tardaría más en leerlo y no llegaría al objetivo pero qué va, sí es verdad que tardé un poco más pero solo fue una semana y porque andaba ocupada. Me enganchó bastante aunque no igual que el primero, me gustó volver al mundo de «Los Juegos del Hambre», es un género muy atrayente y que tiene todos los ingredientes para llamarte la atención. Extendido.
  11. Por Trece Razones – Jay Asher: Con este libro me pasó como con los demás, que había visto las cuatro temporadas de la serie y quería leer el libro. Por supuesto, este no fue tan extenso, solo engloba la primera temporada y tampoco es tan intenso como se muestra en la serie, sí que vi bastantes diferencias entre ambos formatos y que me permitieron hacerme una idea más global de la historia. Extendido.
  12. ABC Murders – Agatha Christie: Hacía tiempo que no leía nada de ella y me gustó leer este libro en inglés, ella era inglesa y todos los ambientes y personajes de este se ubicaron en Londres, con sus costumbres y tradiciones, formas de hablar y esa elocuencia que expresa Hercule Poirot al hablar que deja ensimismado a cualquiera, además de su inteligencia. Aunque parezca mentira, aún no había leído nada sobre este personaje. Extendido.
  13. La Chica que Amaba a Tom Gordon – Stephen King: Siempre me leo un par de libros o tres de Stephen King durante el año porque tiene muchos libros y me gustaría leer la gran mayoría y porque me gustan. En este libro muestra muy bien la inocencia de una niña de 9 años que se pierde en el bosque, parece aburrido dicho así pero él sabe cómo hacerlo interesante. Extendido.
  14. Sangre en la Nieve – Jo Nesbo: Jamás había leído ningún libro donde la historia y el personaje estuvieran ubicados en Noruega, mucho menos que, tanto el personaje principal como el autor fueran noruegos, vi una forma de redactar un tanto diferente, con un diálogo más sencillo y directo, con una historia con la que el autor va al grano desde el principio, sin florituras ni medias tintas. Extendido.

Tras un año en el que solo tuve tiempo para leer tres libros y no demasiado largos, me vi en la necesidad de crear este objetivo para mí y donde este año he sido capaz de pasarlo satisfactoriamente con dos libros de más, cosa que no esperaba, sin hacer trampas y con muchas ganas de leer, en parte incentivada por llevar a cabo el objetivo anual pero, por otra, por esa necesidad de devorar historias diferentes. Creo que es algo muy placentero de hacer si realmente te gusta leer, incluso, puedes hacerlo desde cualquier ámbito y en cualquier momento que elijas, es cómodo incluso en la cama, en silencio o en medio de una ruidosa cafetería, es algo que te puede acompañar allá donde estés.

Me ha ayudado mucho también psicológicamente, ha sido un plus este año como de perseverancia, de seguir adelante aunque el objetivo podía verlo cuesta arriba y de bastante dedicación a cada libro, no leyendo deprisa, sino disfrutándolo y con ganas de seleccionar algún otro para leerlo. Me ha enseñado a ver que no es difícil marcarte metas, ya sean diarias, mensuales o anuales y que, muchas veces, es necesario para animarte a hacer algo diferente y gratificante que te llene, aunque sean diez o quince minutos al día antes de acostarte, quizá. Simplemente, no podía ver cómo esa vena lectora mía se iba evaporando cada día más, había momentos en los que me sentía muy desconectada de la literatura, de mis libros a pesar de estar rodeada por ellos constantemente y eso no me animaba nada, así que, este objetivo fue una solución bastante amable, cautivadora, satisfactoria y a la que agradecer un año más leyendo y conociendo a nuevos personajes e historias varias.


Puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos cortos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


Books Read at 2021:

I read an article once in which it said that setting annual goals helped you feel fulfilled and that the level of happiness was more likely to increase, so I decided to try and set this annual goal since last year. I told myself that I was going to read 12 books throughout the year, that I would do what I could to get it, they must be longer books with more pages and, in addition, finer books, that is, I was not going to read many more of the latter because I would not feel as satisfied as if I made a mix of both types. I’ve come to the challenge of 14 books, so, I’ve exceeded the goal by two more books, that high level of satisfaction is worth feeling…

I will make a small summary and leave the links where I talk about them in each one so that you can read the recommendations in a more extensive and detailed way from my blog. Let’s go there!

  1. «Misery» – Stephen King: I started reading «Dark Half» and «Joyland» before this one and neither of them attracted me enough to keep reading, the first because it was too extensive and didn’t go straight to the point and, the second one because it wasn’t too interesting and the story was going too slow. This was the third one I started reading and I loved it. It’s another kind of story I hadn’t read before and both main characters were very well formed, as well as the dark environment with violent nuances that attracted me to continue reading.
  2. Hideaway – Dean Koontz: I had only read a couple of books by this author and I had never been disappointed, so when a friend advised me to read this story, I didn’t think twice, I think he’s a very good writer, he details very well the dark environments, especially the characters and the stories that encompass them and I have to say that this one surprised me a lot for good with a magnificent story closure, without loose ends or open endings which is much appreciated.
  3. Luna – Tamara Driessen: Sometimes, I like to investigate some topics about astrology and I do not know why the phases of the moon and what influence it has on people attracts me a lot, so as soon as I bought it, I began to look at it and teach myself some things but, not only of the moon, but also for self-care.
  4. The Power of Now – Eckart Tolle: I have to admit that, in terms of the field of emotional intelligence, this author like his book is something complex to understand and you have to read several times the same page or paragraph to follow what he says, since he uses a language that seems to understand only him, for those who are not so skilled in that vocabulary, it’s going to make a mess in their minds.
  5. Swimming Lessons – Lili Reinhart: The author of this book of poems is an actress who stars as Betty Cooper in the TV series «Riverdale,» so I was just curious and wanted to read it to see if I liked it. I am not very much of poems, in fact, I am not attracted to it anything but I really liked this one, I think for its simplicity, closeness, the drawings that accompany the poems and the tenderness that is felt in each word.
  6. Eat, Pray, Love – Elizabeth Gilbert: I think this woman is a great writer who wanted to undress her audience through her experiences, lessons learned in her life and words that have a lot of emotional meaning. From here the film was taken, so as soon as I knew that it came from a book, I bought it without thinking about it, as well as the second part of this one that I will read as soon as I can.
  7. Contra el Viento – Angela Caso: It is a short one but quite shocking book in which the protagonist goes through everything, literally and leaves everything. I think it’s a very nice book if you want to improve yourself or want to see some other perspective of life different from yours.
  8. The Queen’s Gambit – Walter Tevis: Here the same thing happened to me as with «Eat, Pray, Love» book and that is that nothing else I knew that the mini series was based on a book, I bought it immediately because I loved the setting, the main character, the context, the dialogues and I was very attracted to talk about something that nobody had talked about yet: chess competition, and less in a series.
  9. The Hunger Games – Suzanne Collins: I wanted to read this saga since the films were released and I saw them all in the cinema, it is a subject that attracts me a lot, it has very dramatic touches, futuristic atmosphere in some aspects, many others are romantic but not cloying, action and fiction… it’s a perfect compendium of areas that can attract a lot and impact very well both the reader and the viewer, see if that was how I read 454 pages in 8 days, it had an inordinate intrigue.
  10. Catching Fire – Suzanne Collins: I managed to read the second book that was about the same size as the first one and here I thought that maybe it would take longer to read it and I would not reach the goal but what is it, yes it is true that it took a little longer but it was only a week and because I was busy. I was quite hooked although not the same as the first one, I liked to return to the world of «The Hunger Games», it is a very attractive genre and has all the ingredients to catch your attention.
  11. Por Trece Razones – Jay Asher: With this book it happened to me as with the others, that I had seen all four seasons of the series and wanted to read the book. Of course, this was not so extensive, it only encompasses the first season and it is not as intense as shown in the series, I did see quite a few differences between the two of them.
  12. ABC Murders – Agatha Christie: It had been a long time since I read anything about her and I liked reading this book in English, she was English and all the environments and characters of this were located in London, with their customs and traditions, ways of speaking and that eloquence that Hercule Poirot expresses when speaking that leaves anyone self-absorbed, in addition to his intelligence. Oddly enough, I hadn’t read anything about this character yet.
  13. La Mujer que Amaba a Tom Gordon – Stephen King: I always read a couple of Stephen King books or three books during the year because he has a lot of books and I would like to read the vast majority of them and because I like them. In this book he shows very well the innocence of a 9-year-old girl who gets lost in the forest, it seems boring said like that but he knows how to make it interesting.
  14. Sangre en la Nieve – Jo Nesbo: I had never read any book where the story and the character were located in Norway, much less that, both the main character and the author were Norwegian, I saw a somewhat different way of writing, with a simpler and more direct dialogue, with a story with which the author gets to the point from the beginning.

After a year in which I only had time to read three books and not too long, I found myself in the need to create this goal for myself and where this year I have been able to spend it satisfactorily with two more books, which I did not expect, without cheating and eager to read, partly encouraged by carrying out the annual goal but, on the other, by that need to devour different stories. I think it is something very pleasant to do if you really like to read, even, you can do it from any area and at any time you choose, it is comfortable even in bed, in silence or in the middle of a noisy cafeteria, it is something that can accompany you wherever you are.

It has also helped me a lot psychologically, it has been a plus this year as a perseverance, to move forward although the goal could see it uphill and enough dedication to each book, not reading quickly, but enjoying it and wanting to select some other to read it. It has taught me to see that it is not difficult to set goals, whether daily, monthly or annual and that, many times, it is necessary to encourage you to do something different and rewarding that fills you, even if it is ten or fifteen minutes a day before bedtime, perhaps. I just couldn’t see how that reading vein of mine was evaporating more and more every day, there were times when I felt very disconnected from literature, from my books despite being surrounded by them constantly and that did not encourage me at all, so this goal was a very kind, captivating, satisfactory solution and to thank one more year reading and meeting new characters and various stories.


You can support the blog through Patreon, I write short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Relatos

Oscuro:

Podía observarle, no desde muy lejos. Miraba con atención a algo que cogía con la mano izquierda, como si estuviera pensando en hacer algo o no tuviera claro si hacerlo o no. Estaba sentado en una silla de madera de color blanco, sin moverse, con una pierna encima de la otra, vestido de traje de color gris, peinado hacia atrás, era como si hubiese ido a una boda o viniese de una pero, ¿qué hacía allí? Estaba frente a la ventana, podía verle desde el grupo de pequeñas casas que había enfrente, estaba en la buhardilla donde solía trabajar hasta altas horas de la madrugada casi cada día.

Pareceré una acosadora, jaja, lo sé. Pero me gusta observar a las personas, aún más si son calladas, suelen estar cabizbajas y no mostrar realmente cómo son, me atraen mucho, si no fuera así, mentiría. Y este hombre es una de estas personas que hacen que mi curiosidad se active. Quise sonreír pero mis labios se quedaron inmóviles al poder ver qué tenía en la mano, tenía esa forma, ese peso, ese color, quizá una textura determinada y te creaba ese sentimiento incómodo y, a la vez, peligroso. Era una pistola, ahora sí lograba verla. Era bonita a simple vista pero no me gustaba nada lo que estaba pensando. Lo que yo estaba intuyendo que iba a hacer con ella.

No había ninguna expresión en su cara que demostrara miedo o duda hacia lo que estaba a punto de hacer. Puse las manos sobre mi ventana, apretándolas, como si así fuera a evitar lo inevitable pero, lo único que conseguí fue empapar la zona de la ventana donde más cerca estaba mi boca de vaho. No podía permitirlo, no quería hacerlo. La pistola ya estaba en la sien izquierda. Cerró los ojos, su pecho se hinchó de una última respiración y apreté los ojos fuertemente. Se oyó un ruido sordo proveniente de su piso y, al abrirlos dejé de verle, tan solo pude ver la silla.

Salí corriendo de allí y llamé varias veces a casi todos los telefonillos de sus vecinos, como una maniática, sabía que ese hombre se había volado los sesos, aunque no quería decirlo en voz muy alta o pensarían que estaba loca. Nadie respondió. Empecé a llamar fuertemente a la puerta del portal hasta que alguien abrió, alguien que no esperaba…

– ¿Ocurre algo?

– He visto que usted… ¿usted no…?

– No sé si la entiendo del todo pero… ¿está bien?

¿Cómo podía estar ese hombre frente a mí hablándome si minutos antes había visto cómo se disparaba en la cabeza?, ¿cómo podía bajar por las escaleras y caminar tan campante como si no hubiese ocurrido nada? Y, lo más importante, ¿había ocurrido? Contrariada, volví a casa, subí a mi cuarto y cerré la puerta tras de mí. Me temblaban las manos, notaba mi corazón palpitar a tres mil por hora y no podía dejar de recordar lo que había visto una y otra vez.

De repente, oí un ruido. Me acerqué a la ventana poco a poco y volví a verle, sentado en la silla, observando algo que tenía en su mano izquierda. En cuanto vi que apuntaba con la misma pistola a su sien izquierda apreté los ojos fuertemente y grité hasta que me quedé sin voz, sabía lo que iba a ocurrir.


Puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos cortos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


Dark:

I could observe him, not from far away. He looked intently at something he was holding with his left hand, as if he was thinking about doing something or wasn’t sure whether to do it or not. He was sitting on a white wooden chair, not moving, with one leg on top of the other, dressed in a gray suit, combed back, it was as if he had gone to a wedding or came from one, but what was he doing there? I was in front of the window, I could see him from the group of small houses in front of mine, he was in the attic where he used to work until the wee hours of the morning almost every day.

I’ll look like a stalker, haha, I know. But I like to observe people, even more without being quiet, they are usually downcast and do not really show how they are, they attract me a lot, if it were not so, I would lie. And this man is one of these people who make my curiosity activate. I wanted to smile but my lips were motionless to see what he had in his hand, it had that shape, that weight, that colour, maybe a certain texture and it created that uncomfortable and, at the same time, dangerous feeling. It was a gun, now I could see it. It was pretty to the naked eye but I didn’t like what I was thinking at all. What I was sensing he was going to do with her.

There was no expression on his face that showed fear or doubt towards what he was about to do. I put my hands on my window, squeezing them, as if I was going to avoid the inevitable but, all I managed to do was soak the area of the window where my mouth was closest to the fog. I couldn’t allow it, I didn’t want to do it. The gun was already on the left temple. He closed his eyes, his chest swelled from one last breath, and I squeezed my eyes tightly. There was a thud coming from his flat and, when I opened them I stopped seeing him, I could only see the chair.

I ran out of there and called several times almost all the phones of her neighbors, like a maniac, I knew that this man had blown his brains, although I did not want to say it very loudly or they would think that I was crazy. No one answered. I started knocking heavily on the door of the portal until someone opened, someone who I didn’t expect…

– Something happens?

– I saw that you… You don’t…?

– I don’t know if I understand you, miss. Are you ok?

How could that man be in front of me talking to me if minutes before I had seen how he shot himself in the head? And, most importantly, had it happened? Upset, I went home, went up to my room and closed the door behind me. My hands were shaking, my heart was pounding at three thousand an hour and I couldn’t help but remember what I had seen over and over again.

Suddenly, I heard a noise. I approached the window little by little and saw him again, sitting in the chair, observing something in his left hand. As soon as I saw the same gun pointed at his left temple I squeezed my eyes tightly and screamed until I was voiceless. I knew what was going to happen.


You can support the blog through Patreon, I write short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Personajes

Aiden: El Malvado

Relato procedente: «Malvado«. Edad: 32 años.

Ciudad: Seattle. Profesión: Desconocida.

Descripción física:

La verdad es que estoy muy bueno, ya sabes. Hago ejercicio, me mantengo en forma, imagínate al típico tío de cabello negro intenso, con ojos verdosos, labios finos y atrayentes, con una mandíbula algo marcada y piel suave, aromática, siempre con algo de fragancia en mi cuello y vestido con ropa algo ajustada y una chaqueta con capucha que suelo ponerme cuando empieza a hacer más frío o viento. Me gusta que se marquen mis mayores atributos, tengo un trasero perfecto y unas manos que a nadie le gustaría que se las quitara de encima.

Descripción de la personalidad:

Según mi hermana, soy bastante inmaduro, egocéntrico y egoísta a morir, ¿por qué no? No me gusta asumir responsabilidades, mucho menos, de otros y tampoco tratar de convencer a los demás de algo que no soy, cambiar para ser otra persona está sobrevalorado y es un cliché que no va conmigo. Me gusta flirtear con cualquier chica, pasarlo bien, levantarme tarde, tomar tanto café como puedo, dejar las cosas para mañana siempre y molestar cuanto pueda a mi hermana, ha sido muy pelma. Adoro el sexo, las mujeres y no me gusta mucho el rock, prefiero el punk, odio bailar y tengo debilidad por los calcetines altos, no preguntéis por qué, creo que es una manía que que traigo de niño, nunca me verás llevar calcetines cortos o de deportista, son incómodos, me pican y no parece que lleves calcetines.

Una infancia tortuosa:

No me gusta recordar esta parte de mi vida, creo que lo he intentado tantas veces que, por ello, cada vez que vuelvo a esta noto que debo hacer un mayor esfuerzo porque viene a mí entre borroso y poco esclarecedor. Mis padres murieron en un accidente de coche cuando yo tenía unos doce años, nos mudamos a casa de mis abuelos y estuvimos allí un tiempo, en el cual, me pasaba la mayor parte de los días mirando por la ventana de mi habitación de pie, justo en medio de la habitación, a veces, me sentaba pero no me apetecía demasiado. Era como si estuviera hipnotizado, como si fuera en busca de algo o alguien y no pudiera encontrarlo de ninguna forma, sabía que no iba a verle o saber de él, pero allí estaba, de pie mirando a la nada.

Cuando murieron nuestros abuelos a la edad de 21 años, empecé a trabajar para llevar la casa hacia adelante, tenía unos 4 trabajos, mientras mi hermana iba al instituto. Seguíamos viviendo en casa de nuestros abuelos y tratando de hacerlo lo mejor posible, no mentiré, esa vida era una mierda y sigo pensándolo. Caí en las drogas porque necesitaba mantenerme despierto, concentrado, era mi responsabilidad que mi hermana y yo tuviéramos lo suficiente, al menos, para alimentarnos ya que nadie iba a hacerlo por nosotros. Primero fueron unas pastillas que me despejaban increíblemente, a decir verdad, las he echado de menos, luego lo alternaba con cocaína, para mí era suficiente y estaba más que justificado el por qué lo hacía.

Grandes caídas:

Mi hermana decidió ir a la Universidad, así que, ella empezó a trabajar en una tiendecita de dulces cerca de casa de nuestros abuelos, mientras yo seguía con los 4 trabajos, ahogado y atado de pies y manos. Dormía poco, comía rápido, no hablaba casi nada y tenía unas ojeras que podía espantar a un gato. Ahorré muchísimo y gasté otro poco en drogas, por supuesto, se creó una fraternización con ellas, empecé a verlas como algo necesario para hacer frente al día y estar despejado. Recuerdo que, a los 28, mi hermana llegó a casa de trabajar y me vio tirado en el suelo, llamó a urgencias y me dijeron que había sufrido un infarto, debido a las dosis de porquería que me estaba metiendo y durante tanto tiempo. Por lo que, no tuve más remedio que meterme en rehabilitación y dejar los trabajos por completo, ya no podía seguir haciendo dinero y manteniendo la casa, así que, le tocó a ella hacerlo por los dos.

No estuve en casa durante unos 3 años, puedo decir que dejé de ser el mismo, me notaba diferente, más callado, cabizbajo, metido en mis cosas y bastante pasota, me volví egoísta y poco auto crítico. Según qué persona, la cercanía a la muerte se la toma de una manera y la mía no fue para nada reveladora o enriquecedora, ni siquiera me animó a ser más activo, tener una vida más saludable y comer vegetales a dos manos, sino a todo lo contrario. Me dejó hecho polvo y sin capacidad de organización, no tenía otra cosa mejor que hacer que ver a mi hermana graduarse, empezar a formarse una vida propia y tirar de mí mientras me revolvía entre las colchas de pesadilla en pesadilla. «El pobre Aiden», podría estar pensando y no quería ni que se le pasara por la cabeza, no quería darle lástima, odiaba dar lástima. Y siempre lo notaba cuando me miraba, movía la cabeza en señal de tristeza, como si mirara a un fracasado.

Decidí empezar a entrenar, era lo mejor que podía hacer para que mi cuerpo volviera a la normalidad, al menos, un poco. Mi hermana se sacó su título de Medicina y me dejó un poco en paz porque veía que hacía algo. Quería que trabajara, que rehiciera mi vida pero yo, por alguna razón, nunca he querido volver a hacerlo, quizá por miedo a a recaer o puede que por evitar volver a ese lugar donde dicen que van a hacer que vuelvas a ser un hombre renovado y derecho, sano y con mirada hacia el futuro, esas chorradas no había quién se las tragase…

Un ser malvado:

No sé qué me impulsa a ser así, a comportarme de la forma en la que lo hago. Mi hermana siempre me decía que aquel infarto y el consumo de drogas exagerado hizo que se me friera el cerebro y el corazón, que puede que ya empezara a cambiar en el momento en que me tomé la primera pastilla para despertarme, quizá fuera eso, quizá tuviera razón. Había algo dentro de mí indescriptible que me empujaba a molestarla, a querer ahogarla en un estanque, a desear que se callara para siempre y no volver a escuchar su voz nunca más. Pero, era mi hermanita… No podría hacerle eso, ¿verdad? A veces, dudaba de mis impulsos, llevaba un tiempo teniendo lagunas, especialmente, desde que volví un año antes de rehabilitación pero ningún médico encontró nada que pudiera corroborar que me pasaba algo, ni físico ni psicológico.

Una mañana, tras una estúpida discusión con mi hermana donde quise de verdad que dejara sus mierdas para otro momento, mi cabeza se cayó hacia atrás y caí en una especie de trance extraño, parecía como si me hubiese dormido por completo, sin darme cuenta. Lo curioso fue que, al despertar, no oí a nadie en casa, muy raro un día en fin de semana, ella siempre tenía algo que hacer ya fuese poner la lavadora, doblar la ropa o regañarme porque no había preparado la comida. El silencio era atosigante, ensordecedor, casi importante. Al llamarla por el pasillo y no obtener respuesta, fui directo a su habitación con el corazón en un puño, conteniendo la respiración hasta llegar a lo que me pareció la peor y mejor escena gore de la historia. Las colchas y las paredes estaban salpicadas de sangre, ella yacía innerte sobre la cama con el cuello desgarrado y con la mirada vacía. No podía recordar que había ocurrido en las últimas… ¿3 horas?

Un futuro de huida:

No sabía si había sido yo o no, pero solo estábamos nosotros en la casa, ¿verdad? Mi corazón me martilleaba en el pecho, ansioso, desesperado, queriendo responder a una pregunta que me volvía loco, ¿esto lo había hecho yo? Si así fuera, debía irme, alejarme lo máximo posible, la policía se enteraría de que había un cuerpo allí, en unas horas empezaría a oler y alguien les avisaría. Corrí hacia mi habitación y recogí la ropa que pude, sin pensarlo demasiado, cogí toda la comida que había en la despensa y lo cargué todo en el coche sin tener ni la menor idea de hacia dónde dirigirme, a las afueras de la ciudad seguro, sin descanso.

No sabía qué esperarme por ahí afuera, tenía algo de dinero en efectivo que mi hermana estaba ahorrando para un viaje, habría suficiente para unos meses hasta que pudiera ubicarme en algún sitio donde no pudiera ser reconocido ni buscado. Pero, era curioso, no sentía nada. Ni sorpresa, tampoco tristeza o enojo, impotencia u odio hacia mí mismo, ni un solo recuerdo me ataba a ella o me hacía sentir que ya no estaba. Si lo había hecho yo, no me importaba. Si lo había hecho otro aprovechando que estaba durmiendo para inculparme de alguna forma, tampoco me importaba, mucho menos si esa casa donde siempre habíamos vivido explotaba, no sentía ni un ápice de melancolía. Absolutamente nada. Me metí una pastilla en la boca para estar despierto en la carretera y una media sonrisa se dibujó en mis labios.


Recuerda que puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Recomendaciones

Comentando libro «Catching Fire» – Suzanne Collins

Katniss Everdeen sobrevivió a «Los juegos del hambre». Ahora el Capitolio quiere venganza. Contra todo pronóstico, Katniss Everdeen y Peeta Mellark siguen vivos. Katniss debería estar aliviada, pero ahora hay susurros de una rebelión contra el Capitolio, una rebelión que Katniss y Peeta pueden haber ayudado a crear.

Mientras la nación observa a Katniss y Peeta, lo que está en juego es más alto que nunca. Un movimiento en falso y las consecuencias serán inimaginables.

Tenía muchas ganas de leer el segundo libro de «Los Juegos del Hambre» y, además, en inglés, puedo percibir mucho más lo que la autora quiere transmitir desde un primer momento, dado que, no se traduce todo literal desde el inglés, sino que, lo vas interpretando y así le vas dando su significado. Sigue gustándome más el primer libro, no sé si es por el aprecio que sueles tener a los primeros libros de las sagas o porque, simplemente, me ha gustado más y ya está, este también ha estado genial y me ha recordado bastante a la segunda película, de hecho, casi todas las escenas importantes las han sacado del libro y eso es algo que me encanta y apruebo al 100%, faltaría más.

Siempre me ha atraído mucho ese enfoque que se le da al Capitolio como el verdadero enemigo, el pueblo siempre es el que sufre, pasa hambre, sed y no tiene un lugar donde refugiarse cuando hace frío, mientras los ricos que arriesgan las vidas de estos, derrochan dinero en cada fiesta utilizándoles para divertirse. No dista tanto de lo que ocurre en nuestra sociedad, aunque no tan extremo. Aunque, en este segundo libro ya empieza a haber cierta rebelión por parte de los distritos, en nuestro caso, seguimos con la cabeza gacha aceptando cualquier cosa que nos digan y aceptándola como verdadera.

Me parecen muy intensos esos momentos en los que Katniss expresa su total certeza ante la posibilidad de que va a morir, de hecho, aunque le cuesta un poco aceptarlo, lo percibe en su mente como algo hecho para mantener con vida a Peeta, un gesto totalmente desinteresado, de empatía, cero egoísmo y mucho amor. El personaje de Katniss no suele expresar mucho sus emociones pero sus acciones y gesticulaciones muestran cuánto le importan las personas, en este caso, Peeta, al cual, se le para el corazón en una explosión cuando le da un golpe a un campo de fuerza. La desesperación que muestra Suzanne Collins en la voz de Katniss, sus sollozos cuando él vuelve a respirar junto al alivio que siente y ese abrazo tembloroso cuando Peeta logra levantarse… Creo que esa simbología es lo que hace especial la interacción entre ambos personajes y la atracción que crea el libro, en general.

Hay varios momentos de lucha, donde van muriendo muchos de los ganadores de los anteriores «Juegos del Hambre», están muy bien expresados y mostrados en palabras, la autora no se ha extendido demasiado ni ha dado muchos detalles, solo los justos para expresar una batalla entre dos o más personajes que necesitaba plasmar y, la verdad es que te deja pegada al libro sin poder soltarlo. Muchos de los percances que les ocurren se perciben muy reales, intensos, de fortaleza y compromiso, creo que en este libro se ha mostrado a Katniss como una líder más reforzada. Esta vez Suzanne Collins no empieza con otros «Juegos del Hambre» corrientes, sino con el «Quarter Quell», el cual, se cumple cada 25 años y que marca los aniversarios de los distritos derrotados por el Capitolio e incluyen celebraciones. La diferencia entre «Los Juegos del Hambre» corrientes y el «Quarter Quell» es que, en este último, las pruebas son mucho más difíciles de completar, hay más competitividad porque los ganadores de los distritos suelen ser bastante buenos y en el que se pueden crear alianzas de unos cinco ganadores para superar las pruebas. Creo que es una idea muy bien traída, la verdad.

Terminan cayéndote mejor personajes como Beete’e, Finnick, Johanna, Meg y, por ejemplo, Peeta (aunque ya le conozcamos del primer libro) porque cuenta algunas cosas de su familia, en este caso, que tiene una madre que abusa de él físicamente o que él no siente que, verdaderamente, nadie le necesite. Son reflexiones que se intercalan en toda la locura del «Quarter Quell» y que te permite conocer un poco más cómo se sienten o cómo perciben otros sus vidas cuando, en realidad, ellos se sienten tan perdidos como cualquier otro. Suzanne Collins muestra un poco esa empatía que existe entre los personajes donde dejan de verse entre ellos como enemigos y empiezan a entender o ver quién es realmente el enemigo en toda aquella burbuja de maldad: el Capitolio. Escena importante del libro y la película casi llegando al final, donde Katniss lanza una flecha al campo de fuerza que hay justo arriba, explotando y dejándola inconsciente, creyendo que va a morir. Para mí, una de las mejores escenas porque, además, las reglas de estos juegos imponen que debe sobrevivir solo uno y aquí sobrevive más de uno gracias a muchas cosas que no voy a comentar.

Ha sido un libro muy bueno, atrayente, interesante, muy ameno y entretenido, justo como el primero y que me ha tenido pegada a él todo el tiempo libre que he tenido, lo recomiendo al 100%.


Recuerda que puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


Commenting «Catching Fire» book Written by Suzanne Collins:

Katniss Everdeen survived «The Hunger Games.» Now the Capitol wants revenge. Against all odds, Katniss Everdeen and Peeta Mellark are still alive. Katniss should be relieved, but now there are whispers of a rebellion against the Capitol, a rebellion that Katniss and Peeta may have helped create.

As the nation watches Katniss and Peeta, the stakes are higher than ever. A false move and the consequences will be unimaginable.

I really wanted to read the second book of «The Hunger Games» and, in addition, in English, I can perceive much more what the author wants to convey from the first moment, since, not everything is translated literally from English, but the translaters usually interpret it and thus they give it its meaning. I still like the first book more, I don’t know if it’s because of the appreciation we could usually have for the first books of the sagas or because, simply, I liked it more and that’s it, this one has also been great and has reminded me a lot of the second movie, in fact, almost all the important scenes have been taken out of the book and that’s something I love and I approve 100%, something should happen more.

I have always been very attracted to that approach that is given to the Capitol as the real enemy, the people are always the ones who suffer, go hungry, thirst and have no place to take refuge when it is cold, while the rich who risk their lives, waste money at each party using them to have fun. It is not so far from what happens in our society, although not so extreme. Although, in this second book there is already beginning to be some rebellion on the part of the districts, in our case, we continue with our heads down accepting anything they tell us and accepting it as true.

I find very intense those moments in which Katniss expresses her total certainty before the possibility that she is going to die, in fact, although it is a little difficult for her to accept it, she perceives it in her mind as something made to keep Peeta alive, a totally disinterested gesture, of empathy, zero selfishness and a lot of love. Katniss’ character does not usually express her emotions much but her actions and gestures show how much she cares about people, in this case, Peeta, who got his heart stoped in an explosion when he hits a force field. The desperation that Suzanne Collins shows in Katniss’ voice, her sobs when he breathes again along with the relief he feels and that trembling hug when Peeta manages to get up… I think that symbology is what makes the interaction between the two characters and the attraction that the book creates, in general, really special.

There are several moments of struggle, where many of the winners of the previous «Hunger Games» are dying, they are very well expressed and shown in words, the author has not extended too much and has not given many details, only the right ones to express a battle between two or more characters that she needed to capture and, the truth is that it leaves you glued to the book without being able to let it go. Many of the mishaps that happen to them are perceived as very real, intense, of strength and commitment, I think in this book Katniss has been shown as a more reinforced leader. This time Suzanne Collins does not begin with other current «Hunger Games», but with the «Quarter Quell», which is celebrated every 25 years and that marks the anniversaries of the districts defeated by the Capitol and include celebrations. The difference between the current «Hunger Games» and the «Quarter Quell» is that, in the latter, the tests are much more difficult to complete, there is more competitiveness because the winners of the districts are usually quite good and in which alliances of about five winners can be created to pass the tests. I think it’s a very well brought idea, really.

Characters like Beete’e, Finnick, Johanna, Meg and, for example, Peeta end up falling better (although we already know him from the first book) because the author tells some things about his family, in this case, that he has a mother who abuses him physically or that he does not feel that, truly, no one needs him. They are reflections that are interspersed in all the madness of the «Quarter Quell» and that allows you to know a little more how they feel or how others perceive their lives when, in reality, they feel as lost as anyone else. Suzanne Collins shows a little empathy that exists between the characters where they stop seeing each other as enemies and begin to understand or see who the enemy really is in that whole bubble of evil: the Capitol. Important scene from the book and the film almost reaching the end, where Katniss throws an arrow at the force field just above, exploding and knocking her unconscious, believing that she is going to die. For me, one of the best scenes because, in addition, the rules of these games impose that only one must survive and here more than one survives thanks to many things that I will not comment.

It has been a very good book, attractive, interesting, very enjoyable and entertaining, just like the first one and that has had me glued to it all the free time I have had, I recommend it 100%.


Remember you can support the blog through Patreon, I write short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Reflexiones

Luz en la Oscuridad:

Siempre llega uno de esos momentos en los que te preguntas cosas, empiezas a reflexionar sobre lo que estás haciendo o no, cómo has llegado hasta ahí y con qué se te ha devuelto ese esfuerzo. Son situaciones en las que nos sentimos más débiles mentalmente, quizá más sensibles, pensativos, más negativos de lo normal y puede que no seamos capaces de ver las circunstancias con perspectiva, son momentos en los que nos ahogan las dudas y nos sentimos perdidos. Nos convertimos en nuestro peor enemigo, nuestra mente anota nuestras inseguridades para repetirlas, para que sintamos cada vez más miedo y sigamos hundiéndonos, mientras ella nos mira desde arriba, regocijante.

Hace unos meses estaba justo en este punto, de hecho, hay cosas que todavía no termino de cuadrar del todo en este ámbito pero, tengo bastantes otras claras y que, al menos, me han hecho ver la luz un poco. Hay gente y más gente que escribe, mucha se da a conocer y otra no, al igual, que hay tantísima que ni siquiera lo comparte y se lo queda para sí mismo entre las cuatro paredes de su habitación. Muchos creen que, escribir es poner unas palabritas aquí y allá, se rellenan unas cuantas hojas, se lleva a una editorial cualquiera, te hacen un contrato millonario y ale, ¡a vivir de escribir con un primer libro que no profundiza en absolutamente nada y que es de todo menos entretenido, solo comercial! Cuando, no es así ni de broma.

En mi caso, he tenido épocas, unas más buenas y otras malas de perder toda esperanza tras intentar e intentar, tras no tenerlo claro y, aún así, crear algo interesante pero que estoy segura de que no compartiré. Por supuesto, puede haber mucho contenido interesante pero, no a costa de mi privacidad, sería como ir desnuda por la calle y eso me incomoda. Pero, al mismo tiempo, cuando he escrito sobre cosas ajenas, he tenido el problema de que no he notado esa cercanía como para hablar de temas con los que me desenvuelvo muy bien hablando como lo haría con reflexiones o experiencias propias a compartir, por lo que, se me acaba haciendo un nudo en la garganta que me quita las ganas de pasar de escribir un libro y, mucho menos, de ser conocida, para nada me gustaría algo así. Esto último, sería una circunstancia que ni sabríamos pero sería una posibilidad lejana que se me ocurre y creo que no me gustaría nada (aunque no lo he probado, jaja).

¿Por qué os cuento esto? Os preguntaréis, mis jóvenes padawans. Pues después de toda esa negatividad y de estar cuestionándome para qué escribía y publicaba, para qué me esforzaba tanto en balde si no recibía mucho reconocimiento externo, una lucecita al final del túnel se dejó ver, y una voz en mi interior me dijo algo muy importante que no me hizo dudar más: «Escribo para mí porque me hace feliz, porque me siento yo misma, porque puedo jugar con las historias y personajes que habitan en ellas a mi antojo, porque me calma, aligera mis pensamientos, me da un chute de energía innegable y, sobre todo, me enorgullezco de mí misma cuando escribo». Cualquier otra voz o ruido mental, desapareció casi al instante, estas palabras me dejaron clara una cosa importante y era que me estaba olvidando de mí, de validarme yo, mi trabajo, mi esfuerzo, mi creatividad y, por supuesto, mi amor por escribir, estaba dando más importancia al impacto externo que al mío, a cómo me hace sentir a mí cada vez que pongo los dedos sobre las teclas y me pongo a escribir.

Comento esto porque me gustaría que empezáramos a validarnos más, a valorar cada cosa que hagamos aunque sea pequeña, que centráramos nuestra atención en nosotros en vez de en los demás, que dejáramos de utilizar el pasado para decidir nuestro presente, que empezáramos a amar lo que hacemos, que le pongamos pasión a aquello que queremos hacer de verdad y que no nos frene la opinión ajena porque es muy basta, está por todas partes y nos sirve de poquito. Hay que aprender a saber que somos suficiente, que tenemos lo que necesitamos y que, si somos creativos y nos gusta, podemos seguir haciéndolo por nosotros, no por nadie más, tenemos que dejar de complacer y esperar una respuesta constantemente, una validación, aceptación y llamar la atención para tener más visitas o reacciones, que ya parece que seamos robots y nos olvidamos de sentir.

Si te gusta algo, hazlo porque te gusta no por obtener la misma reacción de otros y, mucho menos, te deprimas por no obtenerla, no a todo el mundo le vamos a gustar o venir bien… Valorarse es una buena palabra, privada, particular, interior, quizá es un sinónimo de paciencia con uno mismo y perseverancia. Si te gusta algo de verdad, hazlo sin esperar nada de nadie, hazlo por ti 🙂


Recuerda que puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


Light in the Darkness:

There always comes one of those moments when you ask yourself things, you start to reflect on what you are doing or not doing, how you got there and with what that effort has been returned to you. They are situations in which we feel weaker mentally, perhaps more sensitive, thoughtful, more negative than normal and we may not be able to see circumstances with perspective, they are moments in which we are drowned out by doubts and we feel lost. We become our worst enemy, our mind writes down our insecurities to repeat them, so that we feel more and more fear and continue to sink, while it looks at us from above, rejoicing.

A few months ago I was right at this point, in fact, there are things that I still do not quite fit in this area but, I have quite a few others clear and that, at least, have made me see the light a little. There are people and more people who write, many make themselves known and others do not, like that there are so many who do not even share it and keep it for themselves between the four walls of their room. Many believe that, writing is putting a few words here and there, a few sheets are filled, it is taken to any publisher, they make you a millionaire contract and hey, you live from writing with a first book that does not delve into absolutely anything and that is anything but entertaining, only commercial! When, it’s not even a joke.

In my case, I have had times, some more good and others bad to lose all hope after trying and trying, after not having it clear and, even so, create something interesting but that I am sure I will not share it. Of course, there can be a lot of interesting content but, not at the expense of my privacy, it would be like going naked on the street and that makes me uncomfortable. But, at the same time, when I have written about other people’s things, I have had the problem that I have not noticed that closeness to talk about topics with which I develop very well talking as I would with reflections or own experiences to share, so, I end up making a lump in my throat that takes away the desire to go from writing a book and, much less, if I am known, I would not like something like that at all. The latter would be a circumstance that we would not even know but it would be a distant possibility that occurs to me and I think I would not like anything like that (although I have not tried it, haha).

Why am I telling you this? You may wonder, my young padawans. Well, after all that negativity and being questioning what I wrote and published for, why I tried so hard if I did not receive much external recognition, a little light at the end of the tunnel was seen and a voice inside told me something very important that did not make me doubt more: «I write for myself because it makes me happy, because I feel myself, because I can play with the stories and characters that inhabit them at will, because it calms me down, lightens my thoughts, gives me a shot of undeniable energy and, above all, I’m proud of myself when I write». Any other voice or mental noise, disappeared almost instantly, these words made clear to me an important thing and that was that I was forgetting about myself, to validate myself, my work, my effort, my creativity and, of course, my love for writing, I was giving more importance to external impact than to mine, to how it makes me feel every time I put my fingers on the keys of my laptop and start writing.

I comment on this because I would like us to begin to validate ourselves more, to value everything we do even if it is small, to focus our attention on ourselves instead of on others, to stop using the past to decide our present, to begin to love what we do, to put passion to what we really want to do and not to be held back by the opinion of others because it is very enough, it is everywhere and serves us little. We must learn to know that we are enough, that we have what we need and that, if we are creative and we like it, we can continue to do it for ourselves, not for anyone else, we have to stop pleasing and waiting for a response constantly, a validation, acceptance and attract attention to have more visits or reactions, which already seems that we are robots and we forget to feel.

If you like something, do it because you like it not to get the same reaction from others and, much less, you get depressed about not getting it, not everyone will like it or come in handy… Valuing oneself is a good word, private, particular, interior, perhaps it is a synonym of patience with oneself and perseverance. If you really like something, do it without expecting anything from anyone, do it for yourself 🙂


Remember you can support the blog through Patreon, I write short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Relatos

Malvado:

No podía oírla aunque hablase, aunque volviera a decírmelo mil veces. No me importaba nada. Sus palabras eran flechas que no llegaban a tocarme, estaba hecho de hierro, muchos creían que era sensible, quizá es así como me expreso pero, lo cierto es, que no creo que pueda sentir aunque, no lo malinterpretéis, lo he intentado mil veces. Observo a menudo a mi hermana, una mujer pudiente, enfermera, trabaja como una mula y solo espera que yo, su hermano, haga lo que debo, me empuja a llevar una vida, incluso, a limpiarle las bragas. Veo cómo se desespera y se pone las manos a la cabeza cuando no están las cosas ordenadas o como a ella le gustan, me atrevería a decir que le sangran los ojos cada vez que ve cómo he dejado la cocina de sucia. Pero, no me importa.

Esta mañana es una paella que no he lavado. Su voz parece elevada a simple vista, pero no la escucho. Soy incapaz de oírla, incluso, viendo sus ojos desorbitados y sus ademanes nerviosos. Quiero preocuparme de ella, de su bienestar, soy su hermano mayor y debería, pero no puedo. No quiero. Me fijo en cómo se mueve su cabello, cómo se coge la cabeza, sufre de migrañas, al parecer se las provoca el estrés, mientras no puedo evitar esbozar una media sonrisa, me hace gracia que no se pueda contener, que vaya a explotar, que diga cualquier cosa que no considere como amenazante. Pero, así es Lizzie, ¿verdad? La hija pequeña perfecta, la que consigue todo lo que nuestros padres quisieron conseguir cuando eran jóvenes y, de todo menos amenazante.

Mientras sigue gritando, me pongo los auriculares y elijo poner Northlane a todo volumen, casi tan alto como para reventarme los tímpanos. Cierro los ojos y me dejo llevar tanto como para dejar colgando mi cabeza hacia atrás, como si estuviera colocado. Espera, ¿lo estaba? La oscuridad me posee, me deja pensar, me invade una sensación de libertad indescriptible mientras empiezan a intercalarse flashes en mi mente, donde puedo verme a mí mismo cortándole el cuello a Lizzie con un cuchillo súper afilado, dejándola caer al suelo y riendo estridentemente, tanto como para hacerme despertar y descubrir que mi hermana se había ido. Me quito los auriculares de los oídos y me levanto de la silla, el silencio se había apoderado de la casa, ¿dónde iba a ir un domingo por la mañana? Normalmente, no salía. Espera, esto que estaba sintiendo… ¿era una especie de preocupación? Nah, yo no siento eso.

Abrí la puerta de su cuarto y, allí estaba Lizze, con el cuello desgarrado, sangre salpicada por las paredes y esparcida por la colcha donde ella estaba postrada, inerte, sin vida.


Recuerda que puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos cortos más elaborados y personales:

www.patreon.com/trackontime


Evil:

I couldn’t hear her even if she spoke, even if she told me again a thousand times something important for her. I didn’t care about anything. Her words were arrows that did not touch me, I was made of iron, many believed that I’m sensitive, maybe that’s how I express myself but, the truth is, I don’t think I can feel although, but do not misunderstood me, I have tried a thousand times. I often observe my sister, a wealthy woman, a nurse, she works like a mule and only expects me, her brother, to do what I should, she pushes me to lead a life, even to clean her panties. I see how she despairs and puts her hands to her head when things are not orderly or as she likes them, I would dare to say that her eyes bleed every time she sees how I have left the kitchen dirty. But, I don’t care, as usual.

This morning is a pan that I have not washed. Her voice seems raised to the naked eye, but I don’t hear it. I am unable to hear her, even seeing her exorbitant eyes and nervous gestures. I want to take care of her, her well-being, I’m her big brother and I should, but I can’t. I don’t want to. I look at how her hair moves, how she catches her head, suffers from migraines, apparently they are caused by stress, while I can’t help but sketch a half smile, it makes me funny that she can’t contain herself, that she’s going to explode, that she says anything I can consider threatening. But, that’s Lizzie, right? The perfect little daughter, the one who gets everything our parents wanted to achieve when they were young and anything but threatening.

As he keeps screaming, I put on my headphones and choose to turn Northlane on loud, almost so high as to burst my eardrums. I close my eyes and let myself be carried away so much that I leave my head hanging back, as if I were high. Wait, was I? Darkness possesses me, lets me think, invades me with a sense of indescribable freedom as flashes begin to intersperse in my mind, where I can see myself cutting Lizzie’s neck with a super sharp knife, dropping her to the ground and laughing stridently, so much so as to make me wake up and discover that my sister was gone. I take my headphones off my ears and get up from the chair, silence had taken over the house, where was she going on a Sunday morning? Normally, She didn’t go out. Wait, this thing I was feeling… was it some kind of a concern? Nah, I don’t feel that.

I opened the door of her room and, there was Lizzie, with her neck torn, blood splattered on the walls and scattered by the quilt where she was prostrate, inert, lifeless.


Remember you can support the blog through Patreon, I write short stories more elaborated and personal:

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Personajes

Malory: La de las Voces

Relato procedente: «Voces Insatisfechas«. Edad: 22 años.

Ciudad: Leicester. Profesión: Estudiante.

Descripción física:

Mi cabello es de color negro, liso, bastante bien cuidado, al menos, así lo creo yo y largo hasta un poco más abajo de los hombros, casi siempre lo dejo suelto, pero a veces, me gusta atarlo con un moño o unos pequeños ganchos a ambos lados. Mis ojos son grises, acostumbrados a escuchar comentarios como “pareces un gato”, “tus ojos son felinos”, “tus ojos me derriten” y ese tipo de cosas que tanto cansan a cualquiera que tenga la mirada un poco distinta o penetrante. Mis labios son finos, normalmente, pintados de un color rosa pálido para que no llamen demasiado la atención sobre el resto. Mi tez es bastante pálida, con los pómulos y la nariz algo rojos debido al frío. Soy esbelta y suelo vestir con unos vaqueros, una americana de cualquier color, una camiseta lisa y unos mocasines que me gusten, ¡tengo miles!

Descripción de la personalidad:

Normalmente, me dicen que soy tímida, bastante seria y un poco fría pero, yo diría que soy más bien introvertida, algo solitaria, adicta a la literatura y un poco cascarrabias cuando estoy haciendo cosas que considero importantes y alguien me interrumpe. Me gustan las tardes de té sentada cerca de la chimenea, con un buen libro entre manos o una agradable conversación, poner una luz tenue alrededor y calentarme las manos, mientras extiendo una manta sobre mis piernas, es uno de los momentos más placenteros que podría tener y trataría de experimentarlos cada día, si fuera posible. Soy una persona más bien nerviosa, algo intensa y sensible, aunque no lo parezca, suelo pretender bastante que no me afecta nada del exterior o que no me gustan ciertas cosas cuando sí me gustan y las escondo, digamos que es mi “yo diario” quién suele aparecer más.

La primera voz:

Sonaba negativa, siempre evasiva, tratando de mostrarme cada amenaza, cada bache, evitando que tomara decisiones precipitadas o erróneas. Se movía entre el miedo, el respeto hacia algo que me imponía, a veces, me provocaba ansiedad y estrés incontrolable, me ayudaba a reaccionar en momentos de huida o donde creía que había una amenaza de la que protegerme. Siempre la he definido como esa voz que te para cuando estás a punto de hacer una locura o evita que hagas el ridículo, incluso, trata de que pienses las cosas dos veces antes de hacerlas y anticipes qué podría ocurrir si hicieras una u otra.

Diría que, desde pequeña, apareció en mi vida para alertarme de esos niños crueles a los que les gustaba tirar a las niñas de las coletas o bajarles la falda para que se les vieran las bragas y todos poder reírse. También estuvo bastante presente cuando mis padres se separaron a mis 12 años, tratando de buscar una manera de encajar lo que pasaba entre ellos y aceptar el cambio que iba a suponer en mi vida. A partir de ese momento, empezó a suceder casi a diario el hecho de que aparecía en momentos inesperados e inoportunos como en una presentación de un tema en el colegio o la universidad, cuando tenía la obligación de relacionarme con gente que no tenía nada que ver conmigo o cuando tenía que hablar con las parejas de mis padres, también cuando me iba al mostrador de algún restaurante o tienda para pedir algo y en las temporadas de exámenes.

Es una voz insistente, persiste y se obsesiona con cualquier pensamiento, hace que le des vueltas una y otra vez a la misma situación, quiere que hagas lo que ella quiere o espera y tiene la manía de provocarte síntomas físicos bastante incómodos y que asustan para hacerte notar que algo no va bien. Mis emociones se intensifican cuando la escucho, siento mi cabeza dar vueltas, sudo y tengo que darme la vuelta rápidamente e irme por dónde he venido para no tener que seguir sintiendo lo que siento. Me paraliza, me hace sentir pequeña, vulnerable e insegura, me atrapa entre su oscuridad y negatividad, entre su excesiva y primitiva protección, entre un mundo de perfección y cobardía. A veces, hace que lo sientas todo a la vez y necesites un día entero para recuperarte de ello, es desesperante y frustrante pero, ahí está ella, de cuerpo presente.

La segunda voz:

Es entusiasta, súper positiva, le encanta que la escuche y se sorprende cuando sigo sus consejos algo atrevidos y arriesgados, siempre grita de alegría y no puede parar de sugerir cosas que la primera voz no piensa ni quiere oír porque cree que son tonterías de una loca insatisfecha con lo que hay en mi mente. A veces, no es demasiado realista y tiende a dar consejos sin más, como si algo debiera hacerse hubiera riesgo o no, digamos que es más impulsiva, no tan reflexiva o analítica como la primera y no se obsesiona con nada, si una situación no sale como se ha planeado, ella simplemente, lo deja correr y ya está sugiriendo una cosa diferente de la anterior para hacer o decir o compartir con otros o conmigo misma. Es una voz feliz, que siempre se lo pasa bien y me hace sacar una sonrisa cuando me dice que estoy guapa, soy inteligente o suficiente, mientras la primera voz pone los ojos en blanco sin creerse ni una palabra, lo cual, a veces, me hace dudar.

La segunda voz ha estado conmigo desde muy pequeña, me animaba a jugar, a saltar y siempre reía. En la adolescencia solía aparecer menos pero le gustaba recordarme que me encantaba dibujar y que debería hacerlo más, haciéndome sentir yo misma cuando le hacía caso y lo hacía. Aparecía en cada fugaz relación de pareja para animarme a encontrar a otra persona, en cada rechazo en un trabajo que deseaba o en cada día de universidad cansada de estudiar sin parar y sin tener tiempo para mí. Ha estado en momentos en los que creía que la primera voz iba a hundirme con sus palabras hirientes y su poca sensibilidad, también en circunstancias duras y momentos de indecisión para que eligiera siempre lo que realmente me apeteciera hacer y me hiciera feliz y no complaciera solo los gustos de otros o decisiones ajenas. Ha sido un apoyo cuando he creído que no podía más o cuando pensaba que mi vida no sería la misma con mis padres separados y personas en medio que iban a hacerme la vida aún más complicada, ella fue la que me dijo que no hay un final, sino que, hay que continuar para ver un nuevo principio, algo que la primera voz tiende a reprochar y terminan discutiendo como un matrimonio.

La tercera voz:

Es pausada, tranquila, dulce, embriagadora y muy pero que muy lineal, se decanta un poco más por una charla directa, específica al tema que se está tratando y, aunque positiva, también es realista y no extrema. Analiza de una forma muy suelta, no provoca ningún tipo de estrés, expresa lo que siente sin tapujos y te da una sensación placentera tras escucharla. Creo que siempre quiere mostrar su punto de vista con soltura, intimidad, acercamiento y dando unos toques improvisados a lo que sea que esté ocurriendo en ese momento. Me recuerda que debo respirar hondo y no sucumbir a ese sudor, a esos temblores e inseguridad a los que me hace caer la primera voz, tampoco a exaltarme de alegría o volverme loca por haberme comprado un lápiz como la segunda voz sugiere, sino a tomármelo con calma, sin exigirme, respetando mi propio espacio y tolerando lo que sea que esté sintiendo en ese momento, sin esperar más o menos, tan solo lo que hay y se ve.

Esta voz nunca antes había aparecido, de hecho, no la conocía y solo creía que existían dos voces en mi interior que me decían qué hacer en cada momento y a qué tenerle miedo para no dañarme física o emocionalmente, pero esta voz, jamás había formado parte de ninguna de las conversaciones en las que discutían la primera y la segunda. Llevaba un tiempo gustándome un amigo de la infancia, siempre jugábamos juntos, íbamos al colegio y al instituto juntos y hacíamos los deberes en la biblioteca de la ciudad cada tarde, incluso, íbamos a la misma universidad, a carreras distintas pero esa tradición de estudiar en la biblioteca e intercambiar apreciaciones sobre qué libros no devolveríamos nunca, seguía ocurriendo, sintiéndome cada día, más atraída hacia él sin poder evitarlo. Siempre le había visto como un amigo pero ni siquiera sabía cuándo había cambiado esa forma de verle como tal o si ni siquiera había cambiado y siempre había sido así pero yo no me había dado cuenta.

Estaba decidida a decírselo, TODO. Teníamos la suficiente confianza el uno con el otro y a mí me sobraba seguridad para decirle lo enamorada que me tenía pero, una vez en la puerta de su casa, mirándole a los ojos, me quedé muda, sin saber muy bien qué decir o cómo empezar la conversación. Empecé a sudar, a hiperventilar y las dos primeras voces no dejaban de discutir entre si debía decírselo o no, así que, sin decir nada más y dejando a Cole allí plantado y perplejo por mi visita sin explicación, me di la vuelta y volví caminando a casa a paso ligero mientras notaba que empezaba a relajarme. Esta tercera voz salió de mí, interrumpiendo las voces de las otras dos y diciendo con esa sabiduría que se nota la caracteriza lo que yo realmente sentía dentro de mí y que, de alguna manera, ya sabía. Me hizo recordar que yo era capaz, que había compartido todas mis emociones, dudas, pensamientos y sentimientos con Cole y que ahora no podía pararme por unas estúpidas voces que no se aclaraban y que me hacían dudar y sentirme insegura. Así que, volví a llamar a su puerta y le besé sin más. Al principio, no sabía si me había devuelto el beso por complacerme o porque le había gustado y sentía lo mismo que yo, pero al verle sonreír, lo tuve claro.

Un futuro con una perspectiva diferente:

Nos dejamos llevar por nuestra mente en cosas que a ella no le atañen, ni a la primera voz con su negativa ni a la segunda voz con una positividad más bien tóxica, creándonos inseguridad y falta de confianza hacia nosotros mismos, asumiendo que no podemos hacer muchas de las cosas que sí podemos y pensando que somos de esta forma o de otra cuando, ni nuestras emociones ni pensamientos nos definen ni muestran a los demás quiénes somos o no. No toleramos nuestras caídas y nos abrumamos por esas voces que oímos dentro de nuestra mente pero que son solamente palabras, pueden tener sentido para ellas, pero no deberían tener esa importancia que les damos porque se van antes de lo que nosotros pensamos.

La tercera voz no suele estar muy presente, vivimos en un «modo automático» llevado solamente por el análisis de amenazas y la solución de problemas, sin dejar espacio para aquello que de verdad es importante y para empezar a crecer desde nuestro interior de forma más pura y no tan superficial y negativa. La tercera voz debería prevalecer ante las otras, es positiva pero no en exceso y también es realista, sabe cómo solucionar un problema con calma y a qué poner atención para seguir adelante sin miedo e inseguridades. Se puede aprender mucho en cuanto te das cuenta de lo feliz que te hace ser consciente de quién eres realmente.


Recuerda que puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos más elaborados y personales.

www.patreon.com/trackontime


Publicado en Recomendaciones

Comentando libro «La Chica que Amaba a Tom Gordon» – Stephen King

«El mundo tenía dientes y podía morderte en cualquier momento. Trisha McFarland lo descubrió cuando tenía nueve años. A las diez de una mañana de principios de junio estaba sentada en el asiento trasero del Dodge Caravan de su madre, vestido con una sudadera azul de los Red Sox (la que llevaba «36 Gordon» estampado en la espalda), y jugaba con su muñeca. A las diez y media se había perdido en el bosque. A las once intentaba contener su terror, no pensar: Esto va en serio, esto va muy en serio. Intentaba no pensar que, en ocasiones, cuando la gente se perdía en el bosque salía gravemente dañada. A veces incluso moría».

Este año, tenía ganas de leer otro libro de Stephen King (me gusta leer más de uno al año), que no fuera muy grueso, ni tampoco denso, sino sencillo, con una historia que enganchara y me llevara a otro lugar. ¡Pues «La Chica que Amaba a Tom Gordon» fue la seleccionada! No esperaba para nada que una historia tan simple como esta, pudiera dar tanto de sí, como Stephen King ha hecho con ella. He de decir que, desde el principio, me resultó entre raro e interesante, nunca había leído una historia de este tipo, pero recalco que tiene su originalidad. Le ha sacado mucho partido a esa parte inocente de una niña que se pierde y que empieza a imaginar un millón de cosas, yo no lo podría haber desarrollado mejor.

Al final del libro, justo en el epílogo Stephen King explica que existe un Tom Gordon que juega en la liga de los Boston Read Sox pero que el personaje de la historia es ficticio. Además, los bosques de Nueva Inglaterra donde se encuentra la niña son reales, al igual que los helechos de los que se alimenta. En esta historia, el autor relata muy bien esa pequeña aventura de Patricia McFarland donde pasa por una serie de peligros, los cuales, ella trata de evadir a través de su imaginación, de hecho, ve a Tom Gordon caminar con ella, al igual que a su mejor amiga de la ciudad, a la vez que «la supuesta cosa» que vive en esos bosques la persigue y espía, algo que le provoca terror e inestabilidad.

El libro se lee muy bien, tiene un buen ritmo, se puede seguir a la perfección, es cortito y no intriga tanto como otros que he leído sobre él como es «Misery», por ejemplo, pero te dan ganas de leerlo aunque sea poco a poco para seguir con esa aventura que Stephen King ha planeado para esa niña de 9 años. Me gustó mucho cómo este solapa lo que está ocurriendo con un partido de los Red Sox que Patricia McFarland escucha en el walkman que había traído en su mochila, lo relaciona como si el bosque fuese el partido y Tom Gordon tuviese que ganar para ella tener un poco de suerte. Caminó durante días con la única idea de salir de allí, comiendo helechos, nueces, agua que no debía beber y le provocó vómitos y diarreas, con hambre, una delgadez preocupante y viendo sus esperanzas partirse en dos cada vez que veía que debía cruzar un pantano para cruzar al otro lado.

Esta historia me ha recordado un poco a «La Larga Marcha», también escrita por él y que me impactó muchísimo, era igual de sencilla pero muy bien desarrollada y con ideas que cualquiera hubiera podido escoger para escribir un libro así. He relacionado estas historias porque este libro también tiene que ver con un viaje caminando hacia la meta, igual que Patricia cuando llega a una gasolinera y se desmaya después de un trayecto tan tedioso, largo y sin demasiadas provisiones. En ambos libros, los personajes pasan hambre, sed, sus piernas se desequilibran tras tantas horas caminando y se enfrentan a la muerte en cada instante. En «La Chica que Amaba a Tom Gordon», te invita a que te metas en la cabeza de esa niña, en sus pensamientos, en cómo interpreta lo que ocurre y cómo su cuerpo trata de protegerla tanto física como psicológicamente, es lista, la verdad, no sabría decirte si una niña de 9 años en la realidad, tendría esas reflexiones tan elaboradas o le daría importancia a las cosas que este personaje le da, pero creo que ha sido uno muy bueno. Además, quién sea hijo/a de padres separados, puede identificarse con ella, con muchas cosas que dice, cree escuchar e interpreta a su edad y que son bastante acertadas.

Lo recomiendo 100%, es sencillo y cortito, agradable de leer y muy bien desarrollado. ¡Espero que decidáis leerlo! 🙂


Recuerda que puedes apoyar el blog a través de Patreon, escribo relatos más elaborados y personales.

www.patreon.com/trackontime


Commenting «The Girl Who Loved Tom Gordon» book – Stephen King:

«The world had teeth and could bite you at any time. Trisha McFarland discovered it when she was nine years old. At ten o’clock one morning in early June she was sitting in the back seat of her mother’s Dodge Caravan, dressed in a blue Red Sox sweatshirt.(the one with «36 Gordon» printed on her back), and played with her wrist. By half past ten he had lyed himself in the woods. At eleven o’clock he tried to contain his terror, not to think: This is serious, this is very serious. She tried not to think that, sometimes, when people got lost in the forest, they were badly damaged. Sometimes they even died.»

This year, I wanted to read another Stephen King book (I like to read more than one per year), that was not very thick, nor dense, but simple, with a story that hooked and took me somewhere else. Well, «The Girl Who Loved Tom Gordon» was the one selected! I didn’t expect at all that a story as simple as this could give as much of itself, as Stephen King has done with it. I have to say that, from the beginning, I found it between strange and interesting, I had never read a story of this type, but I emphasize that it has its originality. It has taken a lot out of that innocence part of a girl who gets lost and who begins to imagine a million things, I could not have developed it better as he did.

At the end of the book, right in the epilogue Stephen King explains that there is a Tom Gordon who plays in the Boston Read Sox league but that the character in the story is fictional. In addition, the New England forests where the girl is found are real, as are the ferns she feeds on. In this story, the author recounts very well that little adventure of Patricia McFarland where she goes through a series of dangers, which, she tries to evade through her imagination, in fact, she sees Tom Gordon walking with her, as well as her best friend in town, while «the supposed thing» that lives in those forests pursues and spies her, something that causes her terror and instability.

The book is read very well, it has a good rhythm, it can be followed perfectly, it is short and does not intrigue as much as others I have read about him such as «Misery», for example, but it makes you want to read it even if it is little by little to continue with that adventure that Stephen King has planned for that 9-year-old girl. I really liked how this flap is happening with a Red Sox game that Patricia McFarland listens to on the walkman she had brought in her backpack, relates it as if the forest was the game and Tom Gordon had to win for her to have a little luck. She walked for days with the only idea of getting out of there, eating ferns, nuts, water that she should not drink and caused her vomiting and diarrhea, hungry, a worrying thinness and seeing her hopes split in two every time she saw that she had to cross a swamp to the other side.

This story has reminded me a little of «The Long Walk», also written by him and that impacted me a lot, it was just as simple but very well developed and with ideas that anyone could have chosen to write such a book. I have related these stories because this book also has to do with a journey walking towards the finish line, just like Patricia when she arrives at a gas station and faints after such a tedious, long walk and without too many provisions. In both books, the characters go hungry, thirsting, their legs become unbalanced after so many hours of walking and face death at every moment. In «The Girl Who Loved Tom Gordon», she invites you to get into that girl’s head, in her thoughts, in how she interprets what happens and how her body tries to protect her both physically and psychologically, she is smart. I would not know how to tell you if a 9-year-old girl in reality would have have those elaborate reflections or I would give importance to the things that this character gives it, but I think it has been a very good one. In addition, whoever is a child of separated parents can identify with her, with many things that she says, with what she thinks and interprets at her age and that are quite accurate.

I recommend it 100%, it is simple and short, pleasant to read and very well developed. I hope you decide to read it! 🙂


Remember you can support the blog through Patreon, I write short stories more elaborated and personal.

www.patreon.com/trackontime